“Felicidad” no se escribe con llanto – Columna “Lingotes de Felicidad”, Centro, México

Sylvia Ramírez, Life Coach, PNL, PNL en ventas, persuasión, Personal Branding, conferencia de felicidad, conferencia de motivación, Diseño de Marca Personal, Asesoría de Imagen, Bogotá, Colombia, Felicidad, Felicidad en las Empresas, Empresas Felices, Speaker, Conferencista, Conferenciante, Endomarketing, Coach de Felicidad, columna de felicidad, temas de felicidad, lingotes de felicidad, odio a mi jefe, 10 blogueras, 10 bloggers, mujer moderna, liderazgo, recursos humanos, rrhh, se puede ser feliz, vida feliz, coach de felicidad, Sylvia Ramirez coach
Todos estamos conectados

Si la vida funcionara como las transacciones de la bolsa de valores, donde para recibir una cosa hay que entregar a cambio otra, ninguno de nosotros habría vivido la mitad de todas las escenas lindas que ha protagonizado, ¿o sí? Veamos: ¿prepagó la gentileza de ese extraño?, ¿remó muy duro para que los colores del atardecer tuvieran ese tono ámbar tan fotogénico?, ¿pasó muchas noches sin dormir para que a ese humano irresistible le pusieran esos ojazos con los que lo mira?

Y, a pesar de que todas esas bellezas pasan –y pasarán- sin nuestra intervención, cuando las estamos disfrutando y no nos cabe más alegría en el pecho, el cerebro (en su afán de sellar cualquier rendija por donde se pueda colar el sufrimiento), interrumpe el trance mágico en el que estamos con la pregunta más floja (y más arruinadora de momentos) que podemos hacernos alguna vez: “¿Con cuánto dolor voy a pagar luego por todo esto tan bueno?”. Ay, no. Ay, ¡no!

¿Por qué [inquirió una lectora de esta columna], cuando todo nos está saliendo bien, nos preguntamos si la vida nos lo va a cobrar más adelante?, ¿por qué uno no puede disfrutar a plenitud esa felicidad que va encontrando?

Porque creemos que ganamos en dignidad pagando las cosas con dolor. Porque pensamos que hay que sumar puntos. Porque no entendemos que las cosas lindas nos pasan por el hecho de ser nosotros. ¿Acaso un padre amoroso, cuando entrega un regalo a su hijito, está pensando “Condenado: ¡vas a pagar por esto!”? ¡NO! Se lo da porque lo ama y lo ama porque es su hijo, punto. Sin exigirle ninguna gracia adicional. Y nosotros, ¿no somos, pues, hijos nacidos de este universo? Lo que funciona en pequeña escala (como el padre que regala el juguete al bebé), también aplica en nuestro caso con La Vida, que se empeña en regalarnos cosas sin que tengamos que aprobar ningún examen.

Recapitule las metas en las que ha tenido éxito. A qué las atribuye, ¿a que las pagó anticipadamente con dolor? ¿Qué tal que sus triunfos se deban a que se ha encontrado en el momento exacto en compañía de las personas precisas, un poco de buena suerte y, por supuesto, su energía nunca dispersa sino condensada en horas de trabajo disciplinado?

Háganos un favor (porque estamos todos conectados): la próxima vez que le pase una cosa bonita, pequeña o grande, ríndase; entréguese al momento sin tratar de descifrar “por qué” fue usted el elegido. Sólo maravíllese por el modo como le pasan las cosas y sonría. Sobre todo sonría, que esa energía sí que se riega por el cosmos. Eso, así, despacito: sienta a cada latido esa naturaleza abundante de la usted y yo hacemos parte y sonría.

__________________

Columna publicada en el periódico “Centro”. Puebla, México, en diciembre de 2016. Enlace a la publicación del periódico haciendo click aquí: 16o lingote de felicidad de Sylvia Ramírez 

Por: Sylvia Ramírez Rueda

Conferenciante internacional de Felicidad y Personal Branding
Coach Ejecutivo – Coach Personal

¡Sigamos en contacto!

En Facebook: “Sylvia Ramírez Coaching e Imagen”

En Twitter e Instagram: @SylviaRcoaching

Suscríbete al canal de YouTube: Sylvia Ramírez coach

www.sylviaramirez.com.co

“Pongo actitud positiva pero las cosas me salen al revés: ¿tengo mala suerte?” – Sylvia Ramírez en RCN

 

Si hasta los novios se confunden y le cambian a uno el nombre, ¿por qué no podría pasar también con los amigos de #SeLeTiene? Me llamaron “Silvia Rey” en lugar de “Sylvia Ramírez”, pero como la nota fue hecha con tanto amor, no puedo dejar de compartirla.

———-

Por: Sylvia Ramírez Rueda

Conferenciante internacional de Felicidad y Personal Branding
Coach Ejecutivo – Coach Personal

¡Sigamos en contacto!

En Facebook: “Sylvia Ramírez Coaching e Imagen”

En Twitter e Instagram: @SylviaRcoaching

Suscríbete al canal de YouTube: Sylvia Ramírez coach

www.sylviaramirez.com.co

Tomar mejores decisiones a pesar de la necesidad: publicación en el blog

 

Click aquí para leer el artículo:http://sylviaramirez.com.co/blog/category/felicidad/

“No voy a aceptar menos de lo que yo sé que quiero”. “No voy a renunciar a soñar en grande”. ¿Que porque es gratis lo tengo que aceptar? Ni loca. ¿Que porque tengo mucha necesidad me voy a conformar con menos? ¡NO! | Ideas poderosas para tomar mejores decisiones: antes de recibir el caballo, por más regalado que sea, ¡MIRÉMOSLE EL COLMILLO!
Esta es la más reciente publicación en el blog de #Felicidad de http://sylviaramirez.com.co/blog/category/felicidad/
??

__________________

Columna publicada en el periódico “Centro”. Puebla, México, en diciembre de 2016. Enlace a la publicación del periódico haciendo click aquí: 15o lingote de felicidad de Sylvia Ramírez 

Por: Sylvia Ramírez Rueda

Conferenciante internacional de Felicidad y Personal Branding
Coach Ejecutivo – Coach Personal

¡Sigamos en contacto!

En Facebook: “Sylvia Ramírez Coaching e Imagen”

En Twitter e Instagram: @SylviaRcoaching

Suscríbete al canal de YouTube: Sylvia Ramírez coach

www.sylviaramirez.com.co

A caballo regalado… ¡SÍ se le mira el colmillo!

Sylvia Ramírez, Life Coach, PNL, Personal Branding, conferencia de felicidad, conferencia de motivación, Diseño de Marca Personal, Asesoría de Imagen, Bogotá, Colombia, Felicidad, Felicidad en las Empresas, Empresas Felices, Speaker, Conferencista, Conferenciante, Endomarketing, Coach de Felicidad
Aunque tenga mucha necesidad, si no es lo que quiero, ¡no va!

 

Ya no recuerdo cuándo fue la última vez que acudir a un refrán me haya servido de algo. Casi todos traen una trampa encubierta: con la buena intención de ahorrarnos un mal terminan causando un agravio mayor. Y este no es la excepción: “A caballo regalado no se le mira el colmillo”. Por caridad, ¡míreselo siempre!, ¡siempre!

Míreselo con lupa, especialmente, a la hora de establecerse con alguien. Note que no dije “A la hora de amar sino de establecerse; de comprometerse. Usted ame a quien le plazca, que justo en lo irrefrenable del sentimiento está el encanto pero, eso sí, no firme nada si no se trata de un buen caballo. Por más necesitado, por más acorralado que se sienta en su soledad, antes de dar cualquier paso definitivo, pregúntese: “Esta persona, ¿es afín conmigo?” (Afinidad quiere decir “estar de acuerdo en lo fundamental”). Segunda pregunta: “Esta persona, ¿me acepta y me respeta tal como soy o tengo que violentar mi esencia para encajar en sus requisitos?” Y tercera pregunta: “Cuando en esta relación acordamos algo, ¿se cumple?”

Para los asuntos del amor no hay un manual ni ninguna compañía de seguros expide pólizas, es cierto. Pero si, más allá de creer en cosas ‘distintas’ (que es normalísimo), lo que sucede es que creen en cosas ‘opuestas’; o si se trata de alguien que se burla o le exige cambios más allá de lo razonable (más allá de las minucias logísticas de la urbanidad y de los buenos modales) o si suele irrespetar los acuerdos a los que llegan, sepa que ese caballo no es. Si le resulta irresistible, dé algunos paseos más pero ahórrese pesadillas y lágrimas con alguien que desde ahora le prende instintivamente las alarmas. Tómeselo con calma; que no es que la vida premie tanto a la paciencia como al sentido común.

Otro caballo al que hay que mirar el colmillo es ese que puede comprometer su tiempo o sus finanzas de un modo que usted en realidad no quiere. Si le ofrecen un obsequio que usted sabe que sólo busca obligarlo, no lo acepte. Si le ofrecen una comida que está expresamente prohibida en la dieta que con tanta ilusión está haciendo, discúlpese o lo que sea pero no la coma. Si le ofrecen ir de viaje gratis pero en condiciones penosas o para hacer algo que si usted tuviera cómo evitar no haría (cuidar a alguien, hacerse cargo de una función que no quiere, etc.), no vaya. Si le ofrecen un regalo costoso a cambio de algo que usted en condiciones normales no haría, devuélvalo: el otro sentirá que compró una firma o una llamada suya pero usted, en cambio, habrá entregado su consciencia por un caballito cualquiera.

Caballos con colmillos de leche hay por todas partes, así que si me van a dejar botada en la tercera curva del camino, por más que sean regalados, por más que ahora mismo no me alcance para comprarlos, les aseguro que no los quiero. Y usted tampoco tiene por qué quererlos. Su felicidad merece algo mejor que eso.

__________________

Columna publicada en el periódico “Centro”. Puebla, México, en diciembre de 2016. Enlace a la publicación del periódico haciendo click aquí: 15o lingote de felicidad de Sylvia Ramírez 

Por: Sylvia Ramírez Rueda

Conferenciante internacional de Felicidad y Personal Branding
Coach Ejecutivo – Coach Personal

¡Sigamos en contacto!

En Facebook: “Sylvia Ramírez Coaching e Imagen”

En Twitter e Instagram: @SylviaRcoaching

Suscríbete al canal de YouTube: Sylvia Ramírez coach

www.sylviaramirez.com.co

Sylvia Ramírez, una de las 10 blogueras destacadas en Marketing

Sylvia Ramírez, Life Coach, PNL, Personal Branding, Diseño de Marca Personal, Asesoría de Imagen, Bogotá, Colombia, Felicidad, Felicidad en las Empresas, Empresas Felices, Speaker, Conferencista, Conferenciante, Endomarketing, Coach de Felicidad
Las 10 blogueras de marketing más influyentes comparten sus secretos

 

Tuve el gustazo de participar en el libro de marketing de Publicar 2016, en el que me hicieron el honor de reseñarme como una de las 10 blogueras más influyentes en el segmento.

La obra se llama “10 lecciones empresariales de 10 blogueras expertas en marketing, emprendimiento y negocios” y está disponible haciendo click en este enlace: 10 lecciones empresariales de 10 expertas 

________________

Sylvia Ramírez Rueda

Conferenciante internacional de Felicidad y Personal Branding
Coach Ejecutivo – Coach Personal
@SylviaRcoaching
www.sylviaramirez.com.co

“Ofrecer productos aburridos es un error que se paga caro” – Sylvia Ramírez en RCN

Un error común en los emprendedores es que a veces se nos da por tratar a los clientes de hoy con el desparpajo que se trataba a los clientes en los ’90. Puntadas de #Felicidad & #Emprendimiento en ‘Se le tiene’ (@seletienercn) ? | ¿Ya te suscribiste al canal de YouTube para estar al día con todos los contenidos? Recuerda activar las notificaciones, de modo que no se nos escape nada. Aquí están todas mis redes:

En Facebook: “Sylvia Ramírez Coaching e Imagen”

En Twitter e Instagram: @SylviaRcoaching

Suscríbete al canal de YouTube: Sylvia Ramírez coach

www.sylviaramirez.com.co